Hipervitaminosis (ni tanto que queme al santo…)


La palabra “vitamina” significa amina esencial para la vida. El nombre fue dado por el químico Casimir Funk en 1912 tras obtener el concentrado de una amina (sustancia orgánica que contiene una molécula de nitrógeno y tres moléculas de hidrógeno) de la cascarilla del arroz, y suministrársela a unos marineros japoneses que sufrían de beriberi debido a la carencia de vitamina B1, teniendo resultados positivos.

Tal como comprobó Funk, las vitaminas son esenciales para mantener a nuestros cuerpos funcionando de manera adecuada. Lo que quizás no consideró es que un exceso de ellas puede resultar tan perjudicial para la salud como su ausencia.

Vivimos en una época en la que se nos bombardea con información sobre los beneficios de consumir vitaminas, sin mencionar que prácticamente toda nuestra comida está adicionada con ellas, pero poco se habla sobre la hipervitaminosis.

¿Qué es la hipervitaminosis? El exceso de vitaminas que provoca fallos en nuestros organismos. Se produce al consumir diez veces más la dosis recomendada de ciertas vitaminas. Más particularmente, las vitaminas liposolubles.

Las vitaminas se dividen en dos tipos:

  • liposolubles, aquellas que se disuelven en grasas y en aceite.
  • hidrosolubles, aquellas que se disuelven en líquidos.

Las hidrosolubles se desechan a través de la orina cuando hay en exceso. Las liposolubles, en cambio, se quedan almacenadas en el hígado y en la grasa del cuerpo.

Así que no es necesaria o recomendable (a menos que un médico lo indique) una ingesta diaria de las vitaminas liposolubles que son la vitamina A (retinol), la vitamina D (calciferol), la vitamina E (tocoferol), y la vitamina K (antihemorrágica). De éstas últimas, las que resultan más tóxicas en exceso son la A y la D.

Sin embargo tampoco debemos confiarnos con las vitaminas hidrosolubles, ya que cantidades altas y con mucha frecuencia de vitamina B1 (tiamina), vitamina B3 (niacina o ácido nicotínico), vitamina B6 (piridoxina); resultan muy tóxicas para nuestros cuerpos.

La hipervitaminosis A puede ser aguda, debido a una fuerte dosis de vitamina A en un corto periodo de tiempo o crónica, debido a pequeñas dosis tomadas a lo largo de mucho tiempo. Los síntomas van desde la visión borrosa, fatiga, somnolencia, caída de cabello, mareos y dolores de cabeza; hasta impotencia sexual, incapacidad para eyacular y osteoporosis, entre otros.

La hipervitaminosis D se da al consumir dosis muy altas de ésta vitamina, que en exceso, produce niveles de calcio muy elevados que tienen como consecuencias daño en los huesos, en los tejidos blandos así como en los riñones. Los síntomas incluyen estreñimiento, disminución del apetito, deshidratación, fatiga, irritabilidad y vómitos.

La hipervitaminosis B6 ocurre tras recibir dosis superiores a 2,000 mg en un día o un uso prolongado de unos 200 o 300 mg diarios. Causa problemas en los nervios. Los síntomas son: hormigueo y entumecimiento de las extremidades, trastornos de locomoción, cansancio y somnolencia.  Una vez suspendida la dosis, los síntomas desaparecen.

Aunque bien la vitamina C no provoca hipervitaminosis, al rebasar los 2,000 mg por día puede producir piedras en el riñón, dolores de cabeza, diarrea e insomnio.

La vitamina B3 en exceso afecta al hígado y causa enrojecimiento de la piel. El ácido fólico en exceso puede disfrazar la falta de vitamina B12 o producir ataques epilépticos (en quienes padecen ésta enfermedad).

La vitamina E no es tan tóxica, pero hay que consumirla con cuidado. Las personas que tengan enfermedades relacionadas con problemas del sangrado (hemofílicos, o personas con úlceras intestinales sangrantes), no deberían tomarla.  Tampoco pueden tomar suplementos de ésta vitamina los pacientes que toman anticoagulantes como la heparina y la warfarina, porque combinados con la vitamina E, provocarían que sangraran con demasiada facilidad. Las personas que sean sometidas a operaciones, deben suspender su uso un mes antes de la intervención quirúrgica.

La vitamina K tomada en dosis muy elevadas, aumenta la producción de sudor y causa enrojecimiento cutáneo. Además de aumentar las posibilidades del sangrado de las heridas, debido a que potencializa a los anticoagulantes.

Todo esto sólo demuestra que las cosas siempre deben llevar su justa medida. Antes de comenzar a vitaminarnos por nuestra cuenta, debemos consultar un doctor que haga una revisión general para saber qué vitaminas necesitamos y qué vitaminas podrían ser perjudiciales para nuestra salud.

Aún cuando nuestra intención sea la de mantenernos sanos, podríamos estar perjudicando a nuestros cuerpos. Lo ideal es obtener las vitaminas a través de una dieta balanceada. Por increíble que parezca, el consumo indiscriminado de suplementos vitamínicos, también califica como automedicación.

Hay que tomar en cuenta que cada persona es diferente, lo que a unas podría resultarles benéfico, para otras podría ser muy perjudicial. La persona indicada para determinar qué es lo mejor para nuestra salud, es y será siempre un médico calificado. Recuerden eso antes de comenzar a tomarse todas las vitaminas del pasillo de la farmacia.

vitamins vitaminas HIPERVITAMINOSIS

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Hipervitaminosis

http://es.wikipedia.org/wiki/Vitamina

http://www.botanical-online.com/medicinalesvitaminastoxicidad.htm

Campillo Cuautli, Héctor
Diccionario Academia enciclopédico 100,000 primera edición
Fernández editores, S. A. de C.V., 1997

Anuncios

7 pensamientos en “Hipervitaminosis (ni tanto que queme al santo…)

  1. Fabiola

    Siempre es importante tomar en cuenta que todo lo que está afuera de nuestro organismo pueden provcarnos cosas buenas como malas, por eso hay que tener cuidado y primero INFORMARSE sobre que consumimos y si realmente es necesario, es bueno tratar estos temas y tratarlos con responsabilidad.. felicitaciones 😉

    Me gusta

    Responder
    1. Ana

      ya lo se pero la disminuicion en la sangre sse devera a eso yo pesaba 54 y he llegado ha 50 estoy. al limite de la grasa en el estudio yo no quiero perder me ha dicho mi distribuidora q pase asolo a uno diario y con la cucharada d peoteinas y mp se q hacer por el tema d la analitica

      Me gusta

      Responder
  2. Pingback: Tres ‘strikes’ para las multivitaminas | Teocidas.com

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.