10 Cosas que debes saber sobre la medicina alternativa


Harriet Hall

1) Medicina alternativa vs medicina convencional: soy una escéptica de la igualdad de oportunidades. Soy escéptica de la medicina alternativa, de la seudociencia, y de la charlatanería; pero uso los mismos estándares de escepticismo para la medicina convencional. No escribo mucho sobre medicina convencional porque no necesito hacerlo. La ciencia es por sí misma inherentemente escéptica y la medicina científica es autocrítica y autocorrectiva. Cuando aparece mejor evidencia las prácticas médicas cambian.

2) Alarmismo de la gripe porcina: entre el 15 de Abril y el 24 de Julio del 2009, hubo 43.771 casos confirmados y probables casos de la influenza H1N1 (“gripe porcina”) en los E.E.U.U. Hubo 5.011 hospitalizaciones y 302 muertes, de las cuales el 39% tenía entre 25 y 49 años, en contraste con el resfriado común donde el 90% de las muertes son en personas mayores a los 65 años. Los fanáticos antivacunas son espeluznantes. No están locos, sólo autoilusionados y mal orientados. Espero que la gripe porcina no se desarrolle en una réplica como la de 1918; pero si lo hace, la falsa información que están divulgando estas personas podría ser responsable de una gran alianza entre la muerte y el sufrimiento. Estas personas son alarmistas irresponsables. Están equivocadas, y son peligrosas.

3) Quiropraxia: una pequeña terapia física, un montón de sinsentidos: D.D. Palmer, un tendero y sanador magnético, inventó la quiropraxia el 18 de Septiembre de 1895. El hizo algo a un sordo en su espalda. El hombre dijo que podía oír de nuevo. Esto es particularmente irónico, porque los nervios al oído no van a ningún lugar cerca de la espina, y ningún quiropráctico asegura hoy poder curar la sordera.

La teoría quiropráctica está basada en tres principios: (1) el desplazamiento de los huesos causa toda enfermedad; (2) el desplazamiento interfiere con la función del nervio; (3) remover la interferencia permite al Innato (una fuerza vitalista) curar el cuerpo. Todos estos tres principios son falsos. (1) Las subluxaciones quiroprácticas nunca han sido demostradas; (2) No se ha documentado ningún daño de la función nerviosa; (3) No se ha detectado ninguna fuerza como la vitalista.

4) Vacunas y autismo: una seudocontroversia mortal: no hay controversia del autismo en las vacunas. La evidencia está allí. La comunidad científica ha llegado al claro consenso de que las vacunas no causan autismo. Hay, sin embargo, una seudocontroversia -una controversia fabricada adrede- creada por ciencia chatarra, investigadores deshonestos, mala praxis profesional, fraude absoluto, mentiras, tergiversaciones, reportajes irresponsables, desacertada publicidad de los medios, opiniones mediocres, celebridades quienes se creen más sabios que toda la ciencia médica, y una minoría de doctores excéntricos que deberían estar mejor informados.

Miles de padres han sido atemorizados para rechazar o demorar las inmunizaciones para sus hijos. Ha caído el índice de inmunización, resultando en el retorno del endémico sarampión en el Reino Unido y varios brotes de enfermedades prevenibles por vacunas en los Estados Unidos. Se ha perdido la inmunidad de la manada. Las consecuencias para la salud pública son serias y probablemente empeorarán antes de que mejoren -un montón de sinsentidos acientíficos nos ha puesto a todos en peligro.

5) El efecto placebo: hay evidencia de que podrían estar pasando cosas severas con los placebos: expectación, motivación, condicionamiento, y opiáceos endógenos. (1) Expectación: si esperamos sentir dolor somos más propensos a sentir dolor. Si nos dicen que esperemos un analgésico fuerte, somos más propensos a tener alivio del dolor. (2) Motivación: los pacientes que están fuertemente motivados para mejorar son más cumplidores y siguen consejos de salud más concienzudamente. Y los pacientes que son más cumplidores de tomar sus píldoras de placebo obtienen una respuesta placebo más fuerte. (3) Condicionamiento: la gente aprende a asociar las píldoras y los tratamientos médicos con el alivio de los síntomas. (4) Opiáceos endógenos: los químicos de alivio del dolor producidos en el cerebro mimetizan los efectos de las drogas como el opio (morfina, etc.). Hay algo de evidencia que cuando los pacientes responden a los placebos, sus cerebros producen más de estos químicos. Estudios de imagenología han mostrado la activación de receptores opioides en el cerebro cuando se le dice a las personas que un placebo es un analgésico.

6) Qué comer: comida. No demasiada. Principalmente plantas: orgánico se ha convertido en una palabra de moda sin significado; me encojo de hombros cuando la veo en una etiqueta: ésta me inclina a no comprar ese producto. Lo que en verdad queremos es una agricultura sostenible que haga un daño mínimo al ambiente y produzca comida que sea nutritiva, sepa bien, y que no tenga contaminantes innecesarios. La comida orgánica como se define recientemente no alcanza necesariamente estos objetivos. Los productos del campo pueden haber sido transportados por largas distancias usando combustibles fósiles y haciéndolos menos frescos que los productos locales; eso puede costar más y no lucir tan bonitos. Eso no puede usar la tierra eficientemente. En ausencia de pesticidas, las plantas pueden producir niveles más altos de pesticidas naturales para su autodefensa -¿esto podría ser malo para nosotros? A veces los alimentos cosechados localmente que no son técnicamente “orgánicos” son una mejor elección. Debemos hacer preguntas en vez de comprar compulsivamente “lo orgánico”.

7) Homeopatía: aún sigue loca después de todos estos años: la homeopatía fue inventada por Samuel Hahnemann en los tardíos años de 1700. Se basa en el ahora obsoleto principio de que “lo semejante se cura con lo semejante”, y mientras más diluida sea la dosis mejor será en la homeopatía. ¿Cómo diluida? Dilución en serie, como en comparación con una gota diluida en toda el agua de la Tierra. Cuando se dieron cuenta de que no quedaban moléculas de la sustancia original en la mayoría de las soluciones homeopáticas, los homeópatas razonaron que el agua debía “recordar” aquello con lo cual tuvo contacto -como si de alguna manera los grupos de moléculas de agua mantuvieran la memoria de sus encuentros con las supuestas sustancias curativas. Desafortunadamente, los homeópatas han fallado en explicar cómo el agua recuerda lo que se supone que tiene que recordar, y olvidar todas las otras memorias de los diversos rastros de contaminantes, elementos, bacterias, y cualquier otra cosa con la cual le haya tocado flotar en aquel momento.

Soy muy aficionada a mi receta para la columna Common Cold: “inicie la esperanza de que el agua recuerde el Oscillococcinum homeopático de mi ‘cura con el hígado de pato, diluir el pato sin éste, y sumérjase en el agua’.” En mi opinión, todo lo que queda es un “cuac”.

8) Acupuntura: originalmente habían 360 puntos de acupuntura (basado más en el número de días del año que en la anatomía). Recientemente se han “descubierto” más de 2000 puntos de acupuntura, poniendo como argumento principal que no había ninguna parte de la piel que no fuera un punto de acupuntura. Habían también 9, 10 u 11 meridianos -elija el de su preferencia. Cualquier número es tan bueno como otro, porque ninguna investigación ha podido documentar la existencia de los puntos de acupuntura, de los meridianos o del chi. Se ha mostrado a la acupuntura como “funcional” para aliviar el dolor, las náuseas, y otros síntomas subjetivos, pero nunca se ha mostrado como alteradora de la historia natural o el curso de alguna enfermedad. Los estudios han mostrado que la acupuntura libera los opioides aliviadores del dolor en el cerebro: endorfinas. Probablemente el golpearte en el pulgar con un martillo también liberaría endorfinas, y quitaría de tu mente el dolor de cabeza.

9) Pero es natural, ¡y lo natural es bueno!: cuando de verdad dejas de pensar, ¿hay alguna razón por la que una medicina debería ser mejor sólo porque es natural? Hay montones de venenos naturales, desde la cicuta hasta la estricnina. Las plantas tienen que protegerse a sí mismas de los depredadores, y ellas han inventado un conjunto grande de defensas químicas. Nos vamos a lo orgánico para alejarnos de la preocupación de los residuos de los pesticidas artificiales en nuestra comida, pero los pesticidas naturales componen el 99,99% de los pesticidas en nuestra dieta. Las plantas no tienen intención de ayudarnos. Si hay un químico en una planta que es médicamente útil para nosotros, entonces no es natural: es innaturalmente buena suerte.

10) ¡Desintoxica esto!: las personas que se quieren “desintoxicar” a menudo no tienen la menor idea de cuáles “toxinas” están hablando. Ellas pueden creer vagamente que la vida moderna nos contamina con montones de cosas malas de las cuales debemos deshacernos. Esta es una reminiscencia del ayuno religioso y de los ritos de purificación. Las mujeres judías ortodoxas asisten a un baño ritual (Mikveh) que las restaura a la pureza después del parto o de la menstruación. Los chamanes usaron el humo del cigarro para la purificación. Numerosas religiones poseen períodos de ayuno. Los indios norteamericanos usaron saunas para la purificación y las ceremonias sagradas. Eso es misticismo, no ciencia. Nuestros cuerpos vienen equipados con hígado, riñones, estómago, intestinos, enzimas, y procesos metabólicos que lidian eficientemente con las toxinas sin ninguna ayuda externa. No hay evidencia médica de soporte sobre ciertos otros métodos o beneficios de la “desintoxicación”.

Traducción realizada con la colaboración de Tito Salgado

Fuente y Publicación original en Skeptic.com

6 pensamientos en “10 Cosas que debes saber sobre la medicina alternativa

  1. Rodrigo Koi

    La tasa de mortalidad de la gripe comun es del 4% y la de la gripe porcina es aproximadamente del 0.4%. Respecto al rango de edades habria que ver que fue una epidemia de corta duracion , no estable como la gripe comun que aparece ciclicamente. Los puntos donde la gente se contagiaba eran lugares con grandes aglomeraciones y es mas probable que la gente joven salga, viaje en aviones etc que gente muy mayor que se la pasa en asilos de ancianos o recluida en su casa, donde si esta mas expuesta a la gripe común, que es estacional y aparece ciclicamente todos los años. “Licenciado en idiomas modernos ” bueno, deberias estudiar ciencia de verdad asi mejoras tu criterio.

    Me gusta

    Responder
    1. Ylmer Aranda Autor de la entrada

      Debería darse cuenta que el artículo es una puñetera traducción de uno publicado por Harriett Hall en Skeptic. Por eso doy el enlace al original; porque si usted tiene algo que objetar, sólo tiene que remitirse al texto de Hall y traer acá fuentes acreditadas para contrastar lo que dice Hall con lo que está en revistas científicas. Así que si tiene algo que reclamar, reclámeselo a ella o a los de la revista, no a mí. Me he limitado a reproducir en español algo que normalmente se encuentra en inglés.

      Por cierto, mi título universitario me autoriza a traducir textos de otros idiomas siempre y cuando le de el crédito a los autores de las obras originales. Esa es otra razón por la cual este post no es un análisis de si Hall tiene o no la razón, ni mi opinión de ella, sino que pongo en español lo dicho por Hall en inglés. En términos generales concuerdo con Hall en todo, salvo por los números de la gripe porcina que creo que debieron precisarse más o al menos señalarse alguna fuente que los corrobore, puesto que se lidia con estadísticas y no todas las referencias contabilizan estas infecciones de la misma manera.

      Me parece una actitud de doble rasero que los seudomédicos vendedores de humo y sus partidarios sí pueden hablar de medicina sin ser médicos, como el estafador de José Olalde, pero cuando alguien como yo habla de medicina para criticarles sus magufadas resulta ser que no tengo la razón porque no he pasado siquiera por la facultad de medicina. Así que a otro perro con ese hueso de decirme que estudie “ciencia de verdad”, como si la medicina alternativa no fuera un fraude.

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Rodrigo Koi

    Ah y respecto a los alimentos orgánicos, con el metodo biointensivo, conocido hace siglos por los chinos y los franceses y desarrollado independientemente se llega a una productividad 4 veces mayor que en la misma superficie de suelo. Es cierto que necesita mas mano de obra, pero con el desempleo masivo que esta ocasionando el sistema económico actual, dentro de poco quien sabe… ademas permite aprovechar residuos organicos y convertirlos en abono, residuos que ahora se estan desperdiciando. El uso de micorrizas, trichodermas y otros organismos para la lucha contra plagas aporta beneficios para el ambiente y reduce el uso de fungicidas , como el cobre, que se acumulan en el suelo y otros que hay que cambiar de formula cada tanto porque la plaga adquiere resistencia. Soy jardinero organico hace mas de 15 años, creo que se de lo que hablo.

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .