El vegetarianismo también mata animales


vegetarian

Originalmente publicado en De Avanzada:

Cuando escribí por qué no soy vegetariano dediqué varias líneas a explicar que para comer cualquier cosa, sea carne o una fruta, necesariamente mueren animales. Este hecho fue repetido hace poco en Quora y Microsiervos.

Ahora, esta incómoda observación empieza a llegar a los medios de comunicación mainstreamSemana, específicamente, publicó un artículo al respecto, titulado muy suculentamente El veganismo también mata a los animales:

El argumento central es que quienes creen que al no consumir carne no matan animales están equivocados. El más despojado plato de arroz o un simple pedazo de pan también implican un impacto mortal para muchos animales. Que no lo veamos ni sepamos es otro tema. Pero la muerte está presente de un modo inevitable. No existe el desarrollo humano con impacto ambiental cero: para que nosotros podamos vivir muchas formas de vida deben morir. Esta afirmación es chocante pero es una de las verdades más obvias de la ecología, que es la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con su ambiente.

Para [Claudio] Baronatti “desde el momento en que los humanos empezamos a criar ganado y adoptamos la agricultura, generamos impactos. No hay especie animal que no mate o no coma mediante la muerte de otros animales, directa o indirectamente. Entiendo que puede ser doloroso, a mí también me gustaría vivir en un mundo ideal, pero la realidad es otra. No todos, pero muchos veganos creen que no causan ninguna muerte, lo mismo que la gente que viste sólo ropa de algodón, y sí lo hacen”.

Para las personas que creen que el veganismo es sinónimo de protección a los animales, Claudio argumenta que no es cuestión de señalar a unos más responsables que otros porque “no hay una posición correcta: si comes carne matas animales, y si comes plantas también. Mucha gente que se preocupa por temas ambientales busca los buenos y los malos, y no es así, todo es más complejo”.

Beronatti explica que a pesar de haber sido vegano durante varios años, decidió volver a ser omnívoro desde que entendió que el motivo inicial por el que había dejado de consumir alimentos de origen animal tenía falencias, y pensar que de esta manera no se estaban matando animales, era una percepción ignorante.

Lo que plantea entonces es la constatación de la realidad ambiental en el terreno y, fundamentalmente, la comparación de los campos donde se producen los alimentos. Por eso propone un ejercicio: “Visiten un campo ganadero y otro agrícola en una misma región y anoten la diversidad de formas de vida que ven en cada uno de ellos. Este ejercicio se puede hacer registrando solo la presencia de aves, anfibios, reptiles, peces, mamíferos, mariposas, hongos o plantas, o de todos estos grupos”.

Baronatti desató la polémica (porque ese es el mundo que nos tocó, donde afirmar un hecho causa polémica) con su ensayo La confusión del veganismo, donde también compara la agricultura con la ganadería y cuestiona la idea de que la agricultura es amigable con la vida animal —los lectores habituales disculparán algunos términos hippie-progres, que no le quitan peso al argumento como tal—:

Por otro lado, con respecto a la ganadería, cuando se practica de un modo extensivo (o sea, a campo) se pueden ver garzas, ranas, culebras, peces, zorrinos, zorros, gatos monteses, hurones, perdices, hongos y muchas otras formas de vida entre los vacunos, los lanares o los caballares. Y si fuera realizada sobre pastizales nativos, es posible la convivencia hasta con especies amenazadas como los venados de las pampas y el yetapá de collar.

Lo cierto es que existen técnicas para aplicar una “muerte humanitaria”, que es inmediata, evitando maltrato, crueldad y agonía. Si se aplicara en los mataderos o “criaderos” se evitaría el maltrato y agonía que caracteriza a muchos de ellos. Ojalá tuvieran esta oportunidad los miles de animales silvestres que mueren cotidianamente envenenados por el uso de agroquímicos, mal heridos o baleados por los cazadores asociados con la defensa de los cultivos o los que quedan hambrientos y sin refugio porque su ambiente fue arado.

Para evitar que se maten animales la única solución es dejar de comer.

Verdades como puños, que a los fundamentalistas del veganismo les caerán como una patada en el hígado.

Como ya he dicho, elegir una dieta veg es tan respetable como elegir la omnívora y cualquier persona debidamente alimentada e informada puede decidir cuál prefiere, sin que ello lo haga más o menos moral — lo que jode es el postureo de adalides de los animales, decir que no se come carne “por razones éticas” y otras maneras de pretender alguna superioridad moral que no tiene ninguna dieta.

(vía Martín)

Anuncios

18 pensamientos en “El vegetarianismo también mata animales

  1. santi

    Que idiotez y andar también mata no te fastidia. Lo que hay que hacer es el menos daño posible y no es lo mismo matar si querer que matar premeditamente después de esclavizar el animal toda su vida, eso no es ético y completamente innecesario.
    Además un mundo vegano y orgánico salvaría al mundo de la escasez de recursos, de la deforestación masiva (el 70% de la agricultura que tanto criticáis es para alimentar ganado), de los efectos catastróficos de la contaminación y regentaría la flora y fauna silvestre.
    Siempre estáis con la tontería agricultura Vs ganadería sin olvidar que la mayor parte de la agricultura es para la ganadería, así que cualquier cosa que critiquéis a es agricultura es mayormente culpa de la ganadería. Pero bueno si este estúpido articulo os lava la conciencia y así poder comer carne sin remordimiento y financiar industrias asesinas… y todo por gula, que triste.
    http://www.crisis2peace.org/es/?wr_id=28

    Me gusta

    Responder
  2. Raf

    Qué cansino es este debate. Como, de todas formas va a seguir habiendo violaciones, asesinatos, robos y demás, yo no voy a evitar cargarme a alguien porque, total, es algo que va con la naturaleza humana. El artículo del tal científico este se ha hecho viral y es de lo más ridículo que se puede leer. Cualquier excusa es buena para justificar evitar hacer algo que se sabe que está mal. Hay millones de veganos que demostramos que es posible vivir y estar bien nutrido sin necesidad de apoyar, en la medida de nuestras posibilidades, nada que apoye la tortura, explotación y crueldad constante de los animales. Y todo por gula, sí, y por egoísmo, y por comodidad. Ya lo de la ignorancia no cuela.

    Ved este documental. Es definitivo, en serio. Muestra, con evidencias, la influencia directa que tiene la ganadería sobre el medioambiente. Nada de magufadas.

    http://www.area-documental.com/player.php?titulo=Cowspiracy:%20El%20Secreto%20de%20la%20Sostenibilidad

    Me gusta

    Responder
  3. santi

    Financiar una industria que esclaviza millones de animales, castra bebes cerditos sin anestesia, corta picos a pollos, tritura pollitos, mata terneros de un año de vida, enferma gansos y patos hasta que revienten por foei gras, quita la piel a muchos animales vivos etc etc. Eso sin contar que la ganadería industrial provoca contaminación masiva (más que todo los medios de comunicación juntos), provoca deforestación masiva(para alimentar eso animales), gasta toneladas de agua potable(en el futuro habrá guerras por ella), provoca muchas enfermedades(cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y las provocadas por la contaminación que genera etc) y también mucha hambre e injusticias. Justificarlo en que como no podemos ser 100% veganos, pues mejor no hagamos nada, no? ¿No habría que luchar por salvar a los máximos posibles? Pues siendo vegano salvarías a todos los animales que están siendo esclavizados, a muchos humanos de pobreza, hambre y enfermedades y como dije ante regeneraría la flora y fauna ya que se apostaría por una agricultura ecológica ( en Dinamarca y algún país más será esta la única permitida próximamente, sin duda ese el camino). Pero claro eso afectaría a la industria cárnica y farmacéutica y pronto al verse amenazados por el aumento de veganos aparecerán más artículos chorras como este.

    Me gusta

    Responder
  4. Raf

    Ah, de ninguna de las maneras es tan respetable elegir una dieta vegana que una omnívora. Ja. De ninguna de las maneras es moralmente justificable elegir alimentarse haciendo lo posible por minimizar el daño, la injusticia y la crueldad, que alimentarse siendo indiferente a ello. De ninguna de las maneras, se mire por donde se mire. Si bien un mundo vegano es utópico, eso no impide que cada uno de nosotros hagamos lo que esté en nuestras manos para disminuir todo lo posible el horror al que destinamos a miles de millones de animales sintientes, inocentes y pacíficos. No se trata de busca buenos ni malos, sino de obrar en conciencia de acuerdo a unos parámetros morales que adoptamos hacia los miembros de nuestra propia especie. Conviértete en el ejemplo del cambio que quieres ver en el mundo. Yo, por mi parte, quiero evitar el sufrimiento innecesario y gratuito de los animales y por eso he dejado de comérmelos. Es simple. Pero no fácil, ni cómodo, claro. Yo no respeto a quien elige seguir consumiendo productos de origen animal pudiendo no hacerlo. Y no veo algo más hipócrita e incoherente que proclamarse ecologista sin abrazar el veganismo, por supuesto. Veganismo, por justicia, por respeto y por coherencia. Nada de magufadas.

    Me gusta

    Responder
  5. El Sibarel

    Yo creo en ser vegano por misericordia hacia los animales. Una cosa es que mueran unos cuantos por los terrenos dedicados a cultivos y otra tener una industria que produce y mata en masa. Creo en la contaminación de odio del animal asesinado. Pero aun así soy carnivoro porque quiero

    Me gusta

    Responder
  6. Ítizhor

    En mi caso, soy ovolactovegetariano desde hace ya algo más de tres años. Eso sí, a pesar de serlo:
    -No abogo por una agricultura 100% orgánica, de proximidad y “sin químicos”, si es que alguien puede delimitarme qué consideramos tal y qué no.
    -No me opongo al uso de transgénicos en alimentación, si bien, obviamente, defiendo su plena y satisfactoria investigación (siendo de izquierdas, a veces esto me causa curiosas discusiones en lo político…).
    -No me opongo al uso de vacunas u otros medicamentos de eficacia probada.
    -No soy un loco de la homeopatía, el reiki, la Nueva Medicina Germánica (AKA biodescodificación) ni ninguna otra pseudociencia alternativa.
    -No creo en “armonías y energías que nos conectan en tiempos desdoblados”. Respeto demasiado la física cuántica y su extrema complejidad.
    -Me causan un cierto escozor en la entrepierna aseveraciones del estilo de “La ciencia no lo sabe todo” o “Todo es relativo”; o, al menos, cuando se emplean para evitar tener que argumentar lo que se afirma, que es la norma (y por no comentar que son juicios sesgados e inexactos de la filosofía científica).
    -Soy racionalista (en el sentido “moderno” de la palabra, no seguidor de la corriente cartesiana original) y cientifista.

    Sinceramente, no lo hago por motivos de salud. Entiendo que quizás en casos concretos una dieta más o menos vegetariana pudiera ser más recomendable, pero no es el mío. ¿Por qué lo hago, entonces?

    La verdad, el artículo me parece otro “Como no vamos a poder conseguirlo todo, no hagamos nada”, lo que, siendo fuertemente idealista, me resulta muy triste. Quizás podría autodefinirme como “vegetariano realista”, dado que contemplo la realidad de que, como correctamente afirma el artículo, cualquier actividad de producción alimentaria, sea agrícola o ganadera, conlleva un efecto ecológico mayor o menor, y en cualquier caso el número de muertes animales nunca equivaldrá a 0. Ahora bien, hablar de ambas posibilidades como equivalentes (incurriendo así en la “falacia metonímica”) me parece como menos ingenuo, y como más engañoso.

    Lógicamente, los cálculos a estos efectos (a un nivel económico-técnico, me refiero) siempre son muy dispares dado lo grueso de tal empresa. Aun con todo, pareciera que en este tipo de artículos se ignorasen las decenas de miles de millones de animales que matamos y torturamos de las formas más crueles (y de verdad que no es por resultar exagerado; la realidad lo es por sí misma) en comparación con los lobos que matan los granjeros defendiendo sus cosechas o las ratas que se envenenan para salvaguardar los trigales, que, ojo, tampoco serán pocos. O la gran cantidad de producción agrícola que se destina, precisamente, a la alimentación y mantenimiento de la ganadería. O las toneladas de agua diarias que se invierten. O, por ejemplo, el prácticamente nulo interés (un problema tangencial, pero no por ello menos a tener en consideración) desde estos lugares críticos por ni siquiera el debate sobre la crueldad animal en el proceso ganadero, si entrar ya en su disminución o abolición.

    Otra diferencia que a mi ver considero relevante es que para evitar los males colaterales de la agricultura, al no ser el fin la necesaria muerte del animal (como sí lo es para obtener su carne), podrían desarrollarse, mediante la investigación, técnicas alternativas. Por poner un ejemplo (y ejemplificar así mi postura a favor de la transgénesis), uno de los fines de estas líneas de estudio es el de obtener plantas que produzcan sustancias que repelan a los roedores o a los insectos que las comen, para así, además de evitar la muerte de estos animales, ahorrar un importante gasto en plaguicidas e insecticidas, y suponer de este modo un beneficio a la larga para el productor.

    Además, existe otro factor harto relevante: el interés económico. Sí, lo sé: es un tema muy trillado y es fácil caer en el populismo una vez se lo invoca. Pero así es en ocasiones. ¿Por qué mucha gente que critica la búsqueda de investigación como la que he mencionado al final del anterior párrafo cuando se propone con fines animalistas, pero la ve con buenos ojos cuando se habla de mejorar la producción o la salubridad al respecto? Otro punto muy interesante y que, a mi parecer, puede surgir con fuerza en las próximas décadas es el de la carne artificial, que en los últimos años ha conseguido avances bastante interesantes, aunque todavía ni mucho menos definitivos. ¿Por qué mucha gente ve con ojos de futuro proyectos como ese (lo cual, a la larga, podría derivar en preferir esta carne a la obtenida mediante la muerte de animales) y no el de, sencillamente, dejar de matar animales? Si, supongamos, en el próximo siglo, apareciese una nueva industria emergente de carne artificial, ¿seguiría diciendo mucha de la gente que ahora sí lo hace que la industria “no puede cambiar”, que “esto es inamovible”, que “así ha sido siempre” y demás falacias? No. ¿Por qué? Porque en ese caso sí tendrían interés en el cambio (además de factores secundarios como el hecho de que más gente apoyase ese cambio). Es así de simple, y así de hipócrita, me temo. No cambiamos porque no queremos, no porque no podamos, no suponiendo esta afirmación ignorar los hándicaps e imposibilidades ineludibles del proceso.

    Resumiendo: no se trata de buscar la utopía, porque ello no es más que eso. Se trata de concienciarse y minimizar el efecto que podamos tener en, para el caso, la innegable masacre animal. ¿Que es difícil, y requerirá de años, décadas o incluso siglos de esfuerzo? Sí, nadie lo ha negado. ¿Que no podrá convertirse la Tierra en el paraíso bíblico, donde ninguna vida sufre? Por supuesto que no. Así como las típicas chorradas de que seguiremos pisando hormigas y demás. Sí, todos las conocemos. Pero la diferencia (a excepción de algún iluminado que a veces aparece por ahí) no consiste en ignorar o no estos inconvenientes, que es el hombre de paja con el que el sector crítico suele ilustrar el debate. Consiste en seguir intentándolo a pesar de los mismos. No hacer nada por no poder hacerlo todo no es una seña de intelectualidad; es una seña de pereza e inmovilismo. No me quiero echar el rollo cambiamundos, pero es una realidad que el cambio solo se consigue buscándolo. La única seguridad es que cuando no se hace nada, no se consigue nada.

    Un saludo.

    Me gusta

    Responder
  7. Antoni

    Aún no entiendo que relacion tiene la tematica de este blog con el veganismo. ¿Alguien me lo puede explicar?. ¿Por que se incluye este articulo en este blog?.

    Me gusta

    Responder
      1. Antoni

        De acuerdo. Y la mayoria de los chinos también son magufos, y la mayoria de los electricistas son magufos, y la mayoria de los deportistas son magufos, y la mayoria de los hipster son magufos, etc.
        Al menos en mi ciudad, a mayoria de sus habitantes tienen creencias irracionales. Igual que una buena parte de los veganos. Pero no todos. Sigo sin entender la relación. Personalmente conozco a muchos veganos escépticos que son muy beligerantes con los magufos. Yo, el primero.

        Me gusta

        Responder
          1. Antoni

            Se considera falacia de generalización cuando se hace referencia a TODOS. Yo me he referido a “la mayoria”. Aún no tengo respuesta a mi primera pregunta.

            Me gusta

            Responder
              1. Antoni

                Siendo coherente, en la próxima entrada se puede informar sobre tecnología, marketing, moda, diseño, etc. Divulgación e información. Esta entrada es un error, aunque cueste reconocerlo. Por cierto, dejo este enlace de una entrevista reciente.

                Me gusta

                Responder
  8. Ácido

    Opino que el veganismo racional se trata de no fomentar más el consumo de carne que se obtiene mediante el sufrimiento masivo de animales, a la par que fomentar agricultura sustentable y humanista ( sin explotar a las personas o animales en el campo), siempre habrán quienes deseen carne, pero que no seamos todos y menos aún a costa del sufrimiento animal. Desde ya doy el Sí a los vegetales transgénicos seguros y a la carne cultivada o clonada en laboratorio (no animales completos), a la par que la agricultura sustentable.

    Me gusta

    Responder

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.