Periodismo entrópico y protagonismo cuántico. El caso Corral.


La Dra. Leticia Corral ya se hizo famosa.Lety-Oxford-945x706 El problema es el tipo de fama que está ganando. Y la culpa es en gran parte de ella misma, no solo de los medios que la lanzaron al “estrellato”. Lo que debió haber sido todo un “rush” de adrenalina y toneladas de alimento para su ego ahora deben ser una pesadilla para esta mujer.

Leticia Corral, por si no saben de quien estoy hablando, es la “astrofísica mexicana” que disque le comió el mandado a Stephen Hawking y, hasta donde he podido averiguar, es una buena persona. Buena madre, buena amiga, maestra querida y respetada por muchos. También es una persona talentosa, académicamente bien preparada y productiva. O al menos eso es lo que parece. Pero ahora va a tener que afrontar las consecuencias de sus actos, no solo ante la comunidad académica sino ante la opinión pública. Se dejó llevar por la emoción y no calculó las repercusiones (algo imperdonable para un matemático). A toda acción…

Doña Leticia anda haciendo “control de daños”, borrando publicaciones y ofreciendo aclaraciones. Bueno, UNA aclaración hasta el momento de escribir esta nota, durante una entrevista telefónica que le hicieron el lunes 11 de enero en netnoticias, de Ciudad Juárez, Chih., en la que, para mi gusto, la doctora enredó más las cosas y más adelante explicaré por qué así lo pienso.

Y es que a la doctora no le queda más que tratar de corregir su error (porque de corregir a Hawking, ni hablamos…) y tratar de detener a aquellos de nosotros que sí nos dimos cuenta y que de alguna manera lo hemos hecho público, pero no va a poder hacerlo por la sencilla razón de que no tiene los elementos para hacerlo. La Dra. Corral publicó mentiras (ha borrado algunas evidencias pero las capturas de pantalla no mienten), exageró las cosas, permitió que los medios la subieran por los peldaños de la fama (y NUNCA desmintió nada) y cuando pensó que estaba en la cima, se ve en riesgo de caer a la sima. Así cualquiera se “paniquea”…

El hecho es que la doctora Corral ahora está bajo los reflectores de la opinión pública y va a tener que defenderse como gato boca arriba, empezando por su “modelo matemático” y siguiendo con sus “imprecisiones”.

Del modelo que presenta la Dra. Corral solo diré que varios físicos y matemáticos reconocidos (de a deveras) ya lo han desmenuzado; incluso SDP publicó una nota del profesor Eliseo Sarmiento, del Instituto Politécnico Nacional, que pone las cosas en mejor perspectiva. Yo no estoy calificado para dar mi opinión al respecto de los números, ecuaciones, gráficas, etc., así que eso se lo dejo a los expertos y, conociendo la trayectoria de un par de ellos, quiero pensar que por algo la critican:

“…(e)l artículo no es una contribución original… Es un galimatías… Pura tautología sin significado”. – Selim Gómez Ávila.

…un trabajo, que no ha sido propiamente aceptado en alguna revista científica arbitrada, que no contiene elementos originales, cuyo planteamiento matemático pone de pelos a los expertos”. – Omar López-Cruz, citado por Eliseo Sarmiento.

Pero, con respecto a las noticias… ahí sí puedo opinar.

La señora Leticia compartió en su perfil de facebook varias de las notas periodísticas de su “reconocimiento mundial”, jactándose de sus logros y dejando que todo mundo la alabara sin el menor asomo de modestia, y sin corregir los “errores” (algunos sí fueron errores, que conste) periodísticos que circulaban DESDE SEPTIEMBRE DEL AÑO PASADO. Solo salió a enmendar las cosas cuando la cacharon. Ustedes califiquen eso, yo ya no quiero pecar de agresivo.

Entonces, ¿cuáles son esos “errores” y esas mentiras?

Son pocos, pero sustanciosos. Aquí va algo de lo que he podido encontrar en varias publicaciones, en orden más o menos cronológico:

  • Recibió un “reconocimiento mundial”.
    • No, solamente recibió una constancia de participación a una conferencia de un congreso organizado por una asociación de dudosa reputación (la IAENG, International Association of Engineers).
  • Nadie antes había considerado el inicio de la formación de la materia.
    • ¡Toma eso, Demócrito! Pero, ya en serio, ¿qué quiso decir con eso? ¿Nadie?
  • Fue reconocida por la “Organización Mundial de Ingenieros”.
    • No existe ninguna organización que se llame así. Seguramente se referían al Congreso Mundial en Ingeniería (WCE, World Congress on Engineering), que es organizado por la IAENG.
  • Corrige una hipótesis de Stephen Hawking.
    • Ajá. Por supuesto… que no. Supuestamente, el modelo matemático de la Dra. Corral indica que el modelo de Hawking es incorrecto, eso es todo. Al parecer fue el reportero el que se tomó la libertad literaria de usar el termino “corrige”. Eso dijo ella.
  • La presentan como astrofísica.
    • No, no. A la señora le gusta “estudiar astrofísica”. Dice que ha leído casi todos los libros de Penrose y de Hawking.
  • Una diapositiva muestra la trayectoria de la doctora indicando que es Maestra en Ciencias Matemáticas por el Cinvestav.
    • El problema es que la maestra Corral no figura en la lista de egresados de la maestría en matemáticas del Cinvestav. Lo que la señora Corral tiene es una maestría en la enseñanza de las matemáticas, por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, por convenio con el Cinvestav.Trayectoria-Dra.-Corral
  • Ella es citada dicendo: “Este galardón es como sentir una recompensa…”
    • Eso suena a premio, ¿no? ¿Lo dijo o no lo dijo? Bueno, la misma maestra Corral ya dijo que no recibió ningún premio, ¿acaso Misael Zúñiga inventó la cita, igual que lo de “corrige hipótesis”?
  • Su trabajo ganó el primer lugar en originalidad.
    • Tampoco. El certificado de aceptación de su trabajo simplemente indica que recibió la calificación más alta de las cinco posibles opciones. Aun así, ¿cómo hubiera podido saber el reportero que el trabajo ganó un “primer premio” si no se lo hubiera dicho la doctora?
  • Fue invitada a la Universidad de Oxford, en donde se entrevistó con Sir Roger Penrose.
    • Esto queda como “pendiente por confirmar”. Podría ser así, pero lo dudo. El problema aquí es que la redacción de la frase da cabida a diferentes escenarios, sin embargo la intención más obvia es hacer pensar al lector que la U. de Oxford invitó a la Dra. Corral, para entrevistarse con el profesor Penrose. Mmm…
  • Sus cálculos contradicen una hipótesis de Hawking llamada “caja de espacio de Hawking”, ya que este no tomó en cuenta la asimetría al definir el tiempo.
    • Aquí necesito ayuda de los que sí saben. Según este humilde servidor, el profesor Hawking no le da nombre a dicha hipótesis sino que es el profesor Penrose el que así la llama, en su libro “The Emperor’s New Mind”. Corríjanme si estoy equivocado, por favor.
  • Su investigación nos permitirá saber si el universo continuará expandiéndose o si acabará en un Big Crunch.
    • Hacer una declaración con ese grado de certeza, en un tema tan complejo y controversial como este, nomás no es correcto. Esa aseveración es, de menos, MUY aventurada.

La Dra. Corral aclaró algunos de estos puntos en la entrevista telefónica que arriba menciono. Y también intentó explicar la “caja de espacio de Hawking”. Fue horrible. Imposible entenderle, ni aun leyendo la transcripción de su “explicación” (van tres veces que la escucho y sigo igual). Luego, y a lo mejor estoy siendo demasiado perspicaz, tengo la impresión de que doña Leticia estaba leyendo su explicación, además de que hubo un detalle que me llamó muchísimo la atención: la doctora dijo “…las condiciones que imperaban hace 13.77 billones de años, que fue cuando fue la gran explosión que es el Big Bang”.

¿Billones? ¿Dijo BILLONES? ¿Una científica mexicana usando el sistema de escala corta usada en inglés?

Puedo estar equivocado, pero no recuerdo haber escuchado jamás a una persona de ciencia, en México, usar el término “billones” para referirse a “miles de millones”. En México se usa la escala larga: un billón es un millón de millones. Y el universo no es taaaan viejo. Por esto decía yo que la doctora solo enreda más las cosas con esa entrevista (sé que es mucho pedir pero, si pueden, escuchen aunque sea los primeros cinco minutos de la entrevista. No les pido que escuchen más tiempo porque no quiero que me acusen de crueldad). En serio, a cualquier científico que escuche las explicaciones de la doctora se le van a salir las lágrimas. Ya me estarán platicando.

Ah, otra cosa más… Entre explicaciones ininteligibles y respuestas tangenciales a preguntas concretas, la Dra. Corral, casi al final de su entrevista en netnoticias tuvo el temple para mencionar que fue invitada a dar “una conferencia” en el evento TEDx México que tendrá lugar a finales de febrero en la Ciudad de México, “…a lo cual están invitados todo el auditorio[sic]“, dijo doña Leticia. Como ya lo dije por las redes, a ver si en su charla (no sería conferencia) no se le aparece el diablo vestido de astrofísico y ni el Bosón de Higgs la va a salvar del susto por andarse promoviendo.

En fin, ya me desvié… Regresando al punto, decía yo que la doctora aclaró algunos puntos. Tres, para ser preciso. Dijo que no corrigió a Hawking, que no es astrofísica y que no recibió ningún premio por su modelo. Bien por ella. Más vale tarde que nunca, ¿no? Pues, no. En este caso, no.

La Dra. Corral ha compartido en su perfil de facebook varios enlaces a las noticias de su modelo matemático (y ya borró algunos, vaya usted a saber por qué), el más reciente es el de Deconstrucción, y en ningún momento aclaró los “errores” que ahora sí menciona en su laberíntica y críptica entrevista telefónica. ¿POR QUÉ ESPERÓ HASTA AHORA PARA HACER ACLARACIONES? Esa es la pregunta que realmente me incomoda.

Por otro lado, también ya se deshizo de la evidencia en donde ella indicaba que su trabajo fue “primer lugar en originalidad”, en una presentación pública que está estaba disponible en Prezi. Las redes sociales no le están inventando nada. No soy el único que vio esa presentación, aunque tal vez si soy el único que tomó capturas de pantalla. Y si ella no dijo eso de: “Este galardón es como sentir una recompensa a mi espíritu, siento que mi pensamiento va más allá en el tiempo y el espacio”, significa entonces que su amigo Misael Zúñiga de Desconstrucción está INVENTANDO la entrevista, pues supuestamente la estaba citando. Como para demandarlo, ¿no?

Ahora la doctora Corral va a sudar la gota gorda para poner orden en su entropía y poder escapar de este negro agujero al que fue arrastrada por los gravitones de su afán de protagonismo (lo siento, no lo pude evitar).

Honestamente, no le deseo ningún mal a la maestra, pero la regó (así decimos en México cuando alguien mete la pata). Hay mucha gente haciendo verdadera ciencia en México, con pocos recursos y muchos esfuerzos, que sí merecen ser reconocidos mundialmente. Por lo pronto, la maestra ya se quemó en los círculos académicos mexicanos y si quiere recuperar su categoría de investigadora del SNI, va a tener que desarrollar un modelo matemático que le permita viajar en el tiempo y solucionar esta asimetría de opiniones.

Y ojalá que esto también sirva (lo dudo, pero lo espero) de advertencia a los medios de comunicación (reporteros y editores) que han demostrado una absoluta falta de ética con tal de conseguir unos cuantos “likes” y cubrir su cuota de la semana, sin importarles ni un reverendo cacahuate hacer verdadero periodismo. Reportajes de “copy-paste” y uno que otro escrito a medias bien. Ah, pero eso sí, todos muy maquilladitos, engalanados y limpiecitos. Embellecidos, pues.

Ya de la credulidad de los usuarios de las redes sociales, ni hablo. Tendría que escribir un libro y eso no es lo mío. Y que conste que puedo estar equivocado en todo esto, se aceptan correcciones y regalos de cumpleaños.

En fin, aquí les dejo unos enlaces, por si quieren leer más al respecto:

Una corrección a una teoría de Stephen Hawking sin fuente primaria que la respalde.

El caso de Leticia Corral.

Inexactitudes de la nota “Astrofísica mexicana recibió premio por corregir hipótesis de Hawking.

¡Salud!

Anuncios

6 pensamientos en “Periodismo entrópico y protagonismo cuántico. El caso Corral.

  1. Pingback: La Dra. Leticia Corral ya se hizo famosa. El problema es el tipo de fama que está ganando

  2. Pingback: La correctora de Hawking - Reporte Ciencia UANL

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s