Archivo de la categoría: Magufos Anónimos

Magufos Anónimos: Daniel Dreser


Mi nombre es Daniel Dreser, vivo en la ciudad de Cuernavaca Morelos y nací en México D.F. en el año de 1971. Crecí en una familia secular: nuestros padres no nos impusieron ninguna creencia religiosa y me siento muy afortunado por ello. La etiqueta “ateo” se la escuché por primera vez a un amigo de la infancia cuando le dije que no creía en la existencia de Dios. Al igual que muchas personas y pese a haber crecido en una familia libre de religión, libre de dogmas y liberal en muchos sentidos, no fui inmune al pensamiento mágico ni al embate de la pseudociencia.

carta-astral Sigue leyendo

Anuncios

Magufos Anónimos: Martín Andrés Caicedo Amaranto


Mi nombre es Martín, y sí, hay que decirlo: fui magufo.

Como el colombiano promedio, fui bautizado como católico, y aun perteneciendo a esa fe, no fue usual que pisara una iglesia hasta los ocho o nueve años. Tuve la fortuna de nacer en una familia donde se permitía el libre pensamiento y se satisfacía la curiosidad. Mi madre es una mujer muy espiritual y de carácter abierto a casi cualquier pensamiento, aunque aún hoy molesta si visto de negro con mucha frecuencia. Papá, aunque es de costumbres más conservadoras, es casi enteramente no practicante (son contadas las veces que lo he visto rezando), y nunca se ha sentido afiliado a ninguna religión. De esa forma, tuve mucho tiempo para alimentar mi fascinación con el mundo animal, y mis deseos de estudiar todo lo relacionado con él.

Sigue leyendo

Magufos Anónimos: Jonhy Nica


“Quien no conoce a fondo las magufadas, tiene el grave error de repetirlas.”

Mi nombre es Jonathan Amaya, y pase de ser el líder mas joven de mi Iglesia que predicaba miles borregos a su cargo en un culto, a convertirme hoy en un librepensador escéptico y amante de la ciencia. Eran tiempos de gran trascendencia y poca certeza que no daban cabida ni pie a un pensamiento lógico ni racional. Uno tiene que conocer a fondo la ideología, las características y el sistema del mundo cristiano para criticarlo y reprocharlo con todas sus fuerzas. No hablo que fui un cristiano promedio, sino que hablo del cristiano fanático, ese que pasaba hasta tres horas “orando” en su habitación, ese que se sofocaba cuando escuchaba música “mundana” (música no cristiana), ese que pasaba hasta un mes sin desayunar por hacer el famoso ayuno, pero sobre todo, hablo de ese personaje que daría la vida por una causa que el mismo desconocía. Hoy lo cuento con nostalgia, con enojo, con coraje, pero con una sensación de haberme liberado de una prisión que me carcomía. A mi no me da miedo decir que fui cristiano fanático desde los 12 años de edad hasta los 26 años. A mi no me da pena afirmar que si no oraba al menos dos horas al día me sentía intranquilo. A mi no me avergüenza decir que hacia obras para recoger dinero para dárselos a mi Iglesia. A mi no me da pena contar que fui absorbido, digerido y vomitado por el monstruo que hoy llamo el sistema fantasioso del cristianismo.

Sigue leyendo

Magufos Anónimos: David Alejandro Osorio Sarmiento


Mi nombre es David Alejandro Osorio Sarmiento y fui magufo.

Nací ateo, como todos, pero al poco tiempo mi familia me inició en el oscurantismo al llevarme a ese centro de reclutamiento infantil de la Iglesia Católica en donde me inscribieron sin siquiera preguntarme, es más – valiéndose de mi inhabilidad para razonar y decidir por mí mismo si quería estar atado de ahí en adelante a esa mafia criminal.

Leer más →

Magufos Anónimos: Mayra López


Hola, soy Mayra y soy ajedreci..cof, cof, y era Magufa, pero nomas tantito.

Nací hace 31 años, en lo que se le podría llamar la familia mas religiosamente-convenenciera, mi abuelo era ateo, mi abuela católica, el resultados es que los hijos salieron comodines, y varios cambiaron de religión y otros como mi mamá, se declara atea, amenos que tenga una preocupación, pues entonces si empieza a querer hacer mandas.

Nunca supe por que mi abuela nunca me llevo a la iglesia, ella era muy creyente y recuerdo un cuadro grande de Cristo que estaba en uno de los cuartos de la casa, y por algún motivo, me daba mucho miedo, y mas miedo me daba el ver como se ponía ella, en una de las visitas del Papa Juan Pablo II la vi arrodillada en la sala llorando de emoción y me hizo que me arrodillara a su lado, realmente no entendía ni que estaba pasando, pero daba miedo ver a mi abuela, siempre tan serie recia y fuerte, en el suelo llorando.

Sigue leyendo

Magufos Anónimos: Diego Alejandro Vargas Aguilar


Mi nombre es Diego Alejandro Vargas Aguilar, y lo reconozco: fui un devoto católico, y magufo.

En el año 2003 fue mi último año escolar; cursaba undécimo grado, el último año que debía estudiar para recibir el grado de bachiller académico en el colegio. Antes de terminar el año escolar, debía presentar las pruebas del ICFES (instituto colombiano para el fomento de la educación superior), y fue ahí donde note algo sospechoso, pero que en realidad me gustaba y no me importaba, ya que me hacía sentir muy bien, y me permitía presumir un logro con mi familia y compañeros del colegio; resulta que esas pruebas tenían un margen de error tan alto, que yo, sin saber un mínimo grado de inglés, logré cerca del cincuenta por ciento del puntaje, lo cual daba a entender que tenía un alto conocimiento del idioma extranjero, cuando en realidad no sabía hablar, entender ni escribir en inglés. ¿Quién no se siente bien mostrando un certificado a sus compañeros, donde acreditas que eres mejor que muchos otros de tu clase?

Sigue leyendo

Magufos Anónimos: Henry Armando Percy


Saludos,

Mi nombre es Henry Armando Percy y fui magufo. Crecí en una familia creyente pero no practicante. Mis padres están separados desde que yo era pequeño, por lo que fui criado por mi madre, estoy muy contento por eso. Siendo que mis padres son creyentes pero de forma muy distinta, mi madre nunca me obligó a creer, siempre me dejó libre con mis pensamientos y que yo llegara a las cosas por mi cuenta; situación que hubiese sido diferente si me hubiese criado con mi padre que es por así decirlo un títere de sus creencias y de sus dogmas, aclarando que nunca va a iglesias o misas, ni da un solo peso a diezmos, pero si agradece la más estúpida cosa que le pase a su amigo imaginario. Mi hermanastro, que si fue criado por mi padre es un ejemplo del adoctrinamiento más puro que he podido observar por un largo tiempo de forma directa.Traje el tema de la crianza y de la religión a colación (que es la magufada más grande que existe), porque creo que eso me permitió explorar más y llegar a ser magufo, y al mismo tiempo salir de eso de la misma forma que entré, INVESTIGANDO.

Sigue leyendo