Archivo de la categoría: Pensamiento

Escepticismo y celos


No menos que el saber me place el dudar.

Dante Alighieri


Hemos estado un poco inactivos en el blog, debido a las cargas de trabajo y a que mi actividad actual no es estar frente a un ordenador todo el tiempo.


Por este motivo, resulta muy oportuno iniciar una serie de breves entregas sobre la aplicación práctica del escepticismo, que quizás pueda servir de guía a quienes en el diaro devenir de los acontecimientos de su propia vida, se encuentren con dilemas en los cuales las opciones dogmáticas y prejuiciosas orillen a un resultado peligroso, molesto, costoso y hasta insalubre. En estos escenarios quizás la aplicación de un sano escepticismo pueda ofrecer una mejor solución práctica.



Sigue leyendo

Anuncios

Rezar no sirve de nada cuando de la salud se trata


El rezo es una de las intervenciones más antiguas y más extendidas entre las que se utilizan para aliviar enfermedades y promover la buena salud. Dada la importancia de esta respuesta a la enfermedad para una gran parte de la población mundial, en años recientes ha habido un considerable interés por cuantificar, de una forma científicamente rigurosa, la eficacia del rezo intercesor para el alivio de la enfermedad.

tumblr_inline_n3dghj6QHq1syf5d0

Sigue leyendo

“You can´t always get what you want. But if you try sometimes well you might find…You get what you need!”


Pensamiento_Critico_1

Como se ha mencionado en otros artículos de este blog, los seres humanos solemos sostener muchas creencias. Queremos creer y hasta nos gusta hacerlo. El problema viene cuando tenemos que dar cuenta de dichas creencias y empezamos a revisarlas poco a poco…y nos encontramos con que no siempre podemos seguir sosteniendo aquello que queremos; pero la búsqueda nos deja algo mucho mejor, y es encontrar lo que necesitamos: buena información. Sigue leyendo

Hablar por hablar


Lo que a continuación van a leer (si es que lo leen) lo escribí hace poco más de dos años, antes de saber de la existencia de los magufobusters. Lo publiqué en un oscuro y abandonado blog que por allí tengo arrumbado -y que muy probablemente así seguirá-. Me llama la atención darme cuenta de la vigencia de mi escrito, al parecer las cosas no han cambiado mucho. Se los comparto para que lo hagan pedazos:

“En las últimas semanas el mundo ha sido literalmente sacudido social, política y geológicamente. Conflictos y catástrofes han sido el pan nuestro de cada día. Y las reacciones han sido de dulce, de chile, y de manteca. Los debates se dan por todos lados y en todos los foros posibles.

En general puedo ver que la mayoría de los debatientes son bien intencionados y están llenos de buenos deseos. Ocasionalmente encuentro comentarios estúpidos y a veces incluso leo uno que otro comentario lleno de maldad y mezquindad. Lo que me sigue llenando de tristeza es ver que la ignorancia no suelta prenda. Buenos y malos, en grandísimos números, demuestran su ignorancia y a veces hasta se regodean en ella.

Están los que aseguran que el terremoto de Japón fue provocado por el gobierno de EUA, están los que creen que sus oraciones lograron disminuir la intensidad del terremoto de Nueva Zelanda, están los que piensan que todo lo que está pasando es culpa de la humanidad, están los que sugieren que la tragedia de Japón es un castigo divino (karma, le llaman algunos), y así…

Conspiracy-Theories-of-2012-Top-10

¡Todo es una conspiración!

Sigue leyendo

Retazos de Lógica: Pensamiento Ilusorio


Wishful Thinking

Wishful Thinking

El pensamiento ilusorio, conocido en inglés como wishful thinking, es una falacia y un sesgo cognitivo en el que se forman opiniones y se toman decisiones basadas en lo que sería más placentero de imaginar en vez de fundamentadas en la evidencia o racionalidad. Así, el pensamiento ilusorio recae en las emociones.

Puede ser un caso específico de falacia lógica en un argumento cuando se asume que si se desea algo para que sea verdad -o falso- esto será verdadero -o falso-.

Un típico ejemplo sería: “¿Acaso no te gustaría que hubiera una vida después de la muerte?”

Independientemente de lo que deseemos, la evidencia disponible y lo que sabemos no nos permiten inferir que haya una vida después de la muerte, por lo que asumir que esta existe, porque sería “más alegre”, es un típico caso de pensamiento ilusorio.

Lo mismo aplica al mentiroso, cliché y mancillado “Los creyentes son más felices que los ateos”. Si eso fuera cierto -que no lo es-, no sería un argumento para ser creyente. ¡Sigue siendo una falacia!

Via De Avanzada