Archivo de la categoría: Productos milagro

No todo lo que hace “bip… bip…” es científico.


Imagina que alguien llegara a tu domicilio y te dijera que tiene un aparato maravilloso que con solo conectarlo a la pared exterior puede detectar cuántas habitaciones tienes, la altura de los techos, de qué están hechos los muebles, si las camas están destendidas, la marca de tu refrigerador, el tamaño de la mesa del comedor, los títulos de los libros que hay en tu recámara, la capacidad del tanque de gas, el grosor de las varillas de la construcción y la marca del cemento que se usó para los pisos, SIN ENTRAR JAMÁS A TU CASA.

¿Le creerías o pensarías que te están tratando de ver la cara?

La ventaja es que tú sabes lo que hay adentro de tu casa y podrías comprobar si el aparato realmente funciona, pero, ¿sabes lo que está pasando dentro de tu cuerpo? ¿Puedes decirme en este momento cuál es tu presión arterial, el nivel de glucosa en tu sangre, la condición de tu tiroides, SIN HACERTE UN ESTUDIO CLÍNICO? No, ¿verdad? No puedes saberlo.

Sigue leyendo

Anuncios

Las “nuevas” pseudociencias*


Originalmente publicado en El escéptico de Jalisco.

pseudoscienceVivimos en el ciclo histórico siglo llamado XXI, al que más de uno ha llamado el “siglo de la ciencia y la razón”. Sin embargo, contrario al viejo anhelo de la Ilustración, la “era de la ciencia y la razón” se encuentra invadida de superstición, fundamentalismos e irracionalidad variada.

El mundo esotérico de la (pseudo) cultura nueva era se ha propiado de los asuntos místicos y sobrenaturales mezclando ingeniosamente palabrería científica. El fundamentalismo religioso anti-científico sigue los mismos pasos “secularizando” sus términos y haciendo ver sus afirmaciones como alternativas “científicamente debatibles” y al nivel de las teorías científicas bien establecidas, tales como el Big Bang, la Física moderna y la teoría de la evolución . Mientras tanto, una combinación de estudios confusos, conspiranoia e ignorancia científico-histórica, empieza a darle lugar a los negacionismos variados, los cuales se dejan escuchar cada vez más fuerte en la sociedad. Por parte del curanderismo y la pseudomedicina, bajo la falsa etiqueta de “suplementos alimenticios” o “vitaminas”, los medios de comunicación de todo tipo promocionan productos que, más que curas, prometen milagros que son desde luego ridículos y falsos.

¿Cuál es el objetivo de este resurgir de las pseudociencias? En mi opinión, son los mismos propósitos de las “viejas” pseudociencias (tales como la astrología, el psicoanálisis o la ufología): ganar dinero, ganar adeptos y promover e imponer ideologías dogmáticas (políticas, sociales y religiosas) sin sustento por encima de la investigación científica. La pseudociencia, como un lobo disfrazado con una piel de oveja (o una bata) de científico busca aprovecharse de la credibilidad de la ciencia verdadera.

Sigue leyendo