Archivo de la etiqueta: dioses

¿Por qué critico las religiones?


Anuncios

Guía práctica para entender posturas religiosas


Publicado originalmente en El Pensador Sereno:

Introducción

Creo que sería casi completamente imposible encontrar un lugar en la Tierra donde no se tenga una noción de lo que es la religión o de dios alguno. Podría decirse que nuestra relación con la idea de la existencia de seres espirituales es ineludible, sea de forma afirmativa o negativa. Y a pesar de esto, aunque constantemente se pide respeto para las creencias de otras personas, o se acepta que son verdaderas para la persona que las sostiene, al más puro estilo relativista, por lo general desconocemos en qué consisten dichas creencias.

Omnicuanticismo_revelado Sigue leyendo

Inconsistencias y contradicciones en la Biblia por Donald Morgan (Josué, Jueces, 1era y 2da de Samuel)


6a00d8341bfb1653ef0168e5a16b26970c

Jos. 11:20 Dios no muestra misericordia a algunos.

Luc. 6:36, San. 5:11 Dios es misericordioso.

 

Jue. 4:21 Sísara estaba durmiendo cuando Jael lo mató.

Jue. 5:25-27 Sísara estaba de pie.

 

Jos. 10:38-40 Josué capturó Debir.

Jue. 1:11-15 Fue Otoniel, por consiguiente, quien obtuvo la mano de la hija de Caleb, Acsa.

Sigue leyendo

Día de la blasfemia: cómo el fundamentalismo es un insulto a cualquier dios


la tentacion de san antonio

La tentación de san Antonio, Félicien Rops, 1878.

“Burlarse de la religión es una de las cosas más esenciales de la vida. Uno de los principios más importantes para emancipar a la humanidad, es la capacidad de reírse de la autoridad” Christopher Hitchens.

El Día Internacional de la Blasfemia es una iniciativa para que todo blasfemo de a conocer su derecho a insultar seres imaginarios que, por ser imaginarios, no pueden ofenderse. Sin embargo, muchos fundamentalistas se sienten insultados en su orgullo cuando oyen o leen afirmaciones que en más de una ocasión tienen poco que ver entre sí, pero que son igualmente  usados con el fin de hacer una crítica dura a la creencia religiosa. Así pues, podemos decir que hay varios tipos de blasfemia.

Sigue leyendo

Las religiones y sus creencias son patéticas


1016397_10151577413459550_1809186517_n

La religión es probablemente el cuento chino más grandioso jamás contado. Piensen en esto: la religión realmente ha convencido a la gente de que hay un hombre invisible… que vive en el cielo… que observa cada cosa que hacemos, cada minuto de cada día. Y el hombre invisible tiene una lista de diez cosas especiales que no quiere que hagas. Y si haces alguna de estas diez cosas, tiene un lugar especial lleno de fuego y humo y quemazón y tortura y angustia donde va a enviarte para vivir y sufrir y quemarte y atragantarte y gritar y llorar para siempre hasta el fin de los tiempos… pero el te ama.

George Carlin

Les recomiendo mirar el video de abajo, les prometo que no se arrepentirán. 😉

Debate en programa veredicto sobre la existencia de dios


Foto de los Protagonistas

Foto de los Protagonistas


Sigue leyendo

En mi casa no hay Dios


10850169_1526245410967433_4625219468558701419_n

No más Dios

En mi casa no hay Dios ni tiene por qué haberlo. Es inecesario, irrelevante y más: peligroso. ¿Para qué creer en algo o alguien si al suprimirlo no se da cambio discernible ni bueno? Dicho de otra manera: si dejas de creer en algo, concretamente en esto: Dios, ¿cambiaría tu vida de manera importante? Si te pones a pensar, no. La razón es sencilla: lo que hace que no nos matemos y que nos portemos más o menos bien es un consenso cambiante que se adapta a las condiciones de la época y que se hace respetar de dos maneras: por vía de la consciencia moral y cívica y por obra y gracia de una policía que pone orden. Esto quiere decir que si usted no respeta los acuerdos de comportamiento pactados, la policía lo va a joder y la sociedad lo va castigar. Pero de ahí a decirle a la gente que se va a ir al infierno pues nomás no. Seamos prácticos.

La naturaleza es trascendente por si misma; no requiere de presencias ni intervenciones metafísicas, dioses o procesos fantásticos que justifiquen su hechura, su misterio, su belleza. El impacto estético e intelectual que ocasiona es producto de lo que observamos, de las conclusiones que la ciencia ha logrado alcanzar y el misterio que está detrás es tan profundo y el universo tan vasto que no solo es inecesaria la fantasía religiosa: es ridículamente mezquina, pobre y limitada y devalúa todo cuanto hemos logrado en siglos de investigación, filosofía y observación. La religión impide ver las cosas como son: ciega, ensordece, limita nuestro pensamiento y considera un engaño todo aquello que atente y contradiga sus primitivos dogmas. La belleza y misterio del mundo, el universo, son insondables; para apreciarlo y entenderlo se requiere una imaginación potente, desprovista de supuestos, capaz de imaginar lo que puede existir, no lo que queremos que exista basado en nuestra ignorancia, temores, falta de capacidad de reconocer lo obvio, de considerar lo probable y lo posible y de aceptar que lo que aún no tiene explicación, lo tendrá. Sigue leyendo