Hablar por hablar


Lo que a continuación van a leer (si es que lo leen) lo escribí hace poco más de dos años, antes de saber de la existencia de los magufobusters. Lo publiqué en un oscuro y abandonado blog que por allí tengo arrumbado -y que muy probablemente así seguirá-. Me llama la atención darme cuenta deSigue leyendo “Hablar por hablar”