Perdónenme, pero… yo no respeto creencias


Originalmente publicado en De Avanzada Así como lo leen: no las respeto. Tampoco respeto las opiniones ni las ideas. ¿Por qué? Porque sencillamente no son susceptibles de ser respetadas. Susceptibles de respeto somos las personas y los derechos (los verdaderos derechos -discusión que trataré luego-). Considero que Fernando Savater lo expresa mejor que yo: SeguimosSigue leyendo “Perdónenme, pero… yo no respeto creencias”