Archivo de la etiqueta: Pensamiento Critico

Guía práctica para entender posturas religiosas


Publicado originalmente en El Pensador Sereno:

Introducción

Creo que sería casi completamente imposible encontrar un lugar en la Tierra donde no se tenga una noción de lo que es la religión o de dios alguno. Podría decirse que nuestra relación con la idea de la existencia de seres espirituales es ineludible, sea de forma afirmativa o negativa. Y a pesar de esto, aunque constantemente se pide respeto para las creencias de otras personas, o se acepta que son verdaderas para la persona que las sostiene, al más puro estilo relativista, por lo general desconocemos en qué consisten dichas creencias.

Omnicuanticismo_revelado Sigue leyendo

Anuncios

Magufos Anónimos: Beto Cedillo


Hola, mi nombre es Beto Cedillo… y fui magufo.

Nací en la Ciudad de México. Provengo de una familia católica devota. Estudié en un colegio católico. Nos daban clases de catecismo 2 veces por semana y había misa todos los viernes. Ahí mismo nos preparaban para la Primera Comunión. Además de Dios, Jesús, la Virgen de Guadalupe y los santos, al igual que muchos católicos, mi familia cree en la brujería; recuerdo que cuando era niño fuimos a Catemaco, Veracruz, a que nos hicieran ‘limpias’.

Llegué al ateísmo muy joven, alrededor de los 12 años de edad. A pesar de la educación que recibí, nunca fui muy creyente que digamos. A veces, cuando rezaba u oraba, me sentía como loquito hablando solo; y por más que lo deseé, nunca ‘sentí’ a Dios. Todo comenzó cuando visitaba a mis primos que eran Testigos de Jehová. En la escuela nunca me hablaron de ‘Jehová’, y rara vez mencionaban a Biblia. Mis tíos me decían que adorar imágenes de santos era pecado y que el infierno no existía. Paradójicamente, las dudas que plantaron en mí, lejos de acercarme a SU religión, me hicieron dudar de Dios mismo. Yo veía que la motivación, tanto de católicos como de TdJ, era el miedo, y no el amor que pregonaban.

Sigue leyendo

Magufos Anónimos: Carlos Sayyid


El mal que elegimos, depende del fin que perseguimos.

Carlos Sayyid

Hola a todos, mi nombre es Carlos Sayyid…. y fuí magufo.

Nací sin dios ni religión, luego me impusieron el catolicismo. Cuando pequeño no fuí practicante del mismo porque no me atraía y de adolescente siempre le ví como la mafia siciliana: el tal dios es el padrino, y el Papa, el líder de la manada de gamberros el cual cobraba duro por hacer algunos favores de dudosa efectividad y si no estabas de su lado, te enviaba a Jesús y sus secuaces a cobrar y de paso te amenazaba con echarte encima a la pandilla del Rojo cornudo para que cocinara tus restos en una barbacoa eterna y no dejara evidencias. Ya de grande pienso lo mismo pero con otras palabras mucho más pesadas y certeras tanto del catolicismo como de todas las otras y sus más de 2.000 dioses inventados. Hasta ahí todo bien, crecí y vivo como ateo y escéptico, pero el registro de mi pasado lejano tiene en sus hojas de la verguenza un record de mi extinto magufismo.

Me he preparado una jarra de Nesté. Así que les contaré lo que recuerdo. Sigue leyendo

Simón Bolívar: una visión escéptica (II) – El mandatario


(Esta serie ya cuenta con un primer capítulo, que es el introductorio)

Cuando aparece la estampa de Bolívar, la primera asociación mental que surge es la de un estadista garante de una república democrática y libre, amante del pluralismo y acérrimo enemigo de la tiranía. Su pensamiento político es puesto en la cúspide de un pedestal como el baluarte de los más preciados principios revolucionarios, como un conjunto de ideas tan sólidas que no admiten la menor refutación.

¿Es esto un mito o una realidad? A fin de resolver esta interrogante, se explicará lo siguiente:Leer más →

“You can´t always get what you want. But if you try sometimes well you might find…You get what you need!”


Pensamiento_Critico_1

Como se ha mencionado en otros artículos de este blog, los seres humanos solemos sostener muchas creencias. Queremos creer y hasta nos gusta hacerlo. El problema viene cuando tenemos que dar cuenta de dichas creencias y empezamos a revisarlas poco a poco…y nos encontramos con que no siempre podemos seguir sosteniendo aquello que queremos; pero la búsqueda nos deja algo mucho mejor, y es encontrar lo que necesitamos: buena información. Sigue leyendo

Hablar por hablar


Lo que a continuación van a leer (si es que lo leen) lo escribí hace poco más de dos años, antes de saber de la existencia de los magufobusters. Lo publiqué en un oscuro y abandonado blog que por allí tengo arrumbado -y que muy probablemente así seguirá-. Me llama la atención darme cuenta de la vigencia de mi escrito, al parecer las cosas no han cambiado mucho. Se los comparto para que lo hagan pedazos:

“En las últimas semanas el mundo ha sido literalmente sacudido social, política y geológicamente. Conflictos y catástrofes han sido el pan nuestro de cada día. Y las reacciones han sido de dulce, de chile, y de manteca. Los debates se dan por todos lados y en todos los foros posibles.

En general puedo ver que la mayoría de los debatientes son bien intencionados y están llenos de buenos deseos. Ocasionalmente encuentro comentarios estúpidos y a veces incluso leo uno que otro comentario lleno de maldad y mezquindad. Lo que me sigue llenando de tristeza es ver que la ignorancia no suelta prenda. Buenos y malos, en grandísimos números, demuestran su ignorancia y a veces hasta se regodean en ella.

Están los que aseguran que el terremoto de Japón fue provocado por el gobierno de EUA, están los que creen que sus oraciones lograron disminuir la intensidad del terremoto de Nueva Zelanda, están los que piensan que todo lo que está pasando es culpa de la humanidad, están los que sugieren que la tragedia de Japón es un castigo divino (karma, le llaman algunos), y así…

Conspiracy-Theories-of-2012-Top-10

¡Todo es una conspiración!

Sigue leyendo

¿Es la moral propiedad privada de los creyentes?


Con frecuencia escuchamos hablar a uno u otro líder religioso o algún adepto de determinado credo, acerca de la moral como los propietarios del concepto o los únicos dueños de las acciones que definen o no a una persona socialmente como correcta o de buenos valores.
Entonces ¿por qué sentimos como NO creyentes que actuamos correctamente frente a determinadas situaciones?, ceder el puesto en el vehículo de transporte público a una persona en condiciones especiales, protestar contra el maltrato animal, sentir compasión por una persona en desgracia. ¿Es el concepto de moral, tan nuestro cómo lo es de cualquier creyente? ¿Existe un vínculo innegable entre religión y moral? Sigue leyendo